Maria Alejandra Velilla (@mariaalejandravelilla) 4 days ago

Les quiero contar una historia de colegio: desde pequeña he vivido en un mundo de fantasía, tanto que en el anuario me pusieron “Recordada por: su delirio de happily ever after” y yo jamás lo había considerado un insulto. Hasta los 19, todo para mi eran mariposas, no había maldad en el mundo... de un momento a otro, me estrellé de cara por un percance del corazón y ahí si tuve unos tres años de cruda realidad, incluidos por ahi 500 errores - de todos los tipos, especialmente amorosos- no era que mi vida fuera infeliz, para nada. Es más crecí en muchas cosas, pero se me olvidó lo mas importante: crecer desde adentro. Hoy en día les puedo decir que vivir dentro de un mundo de fantasía es totalmente positivo. Es más, quédense ingenuos e inocentes, porque cuando hay mucha fantasía se encuentra el factor más importante de todos: LA MAGIA. Esta foto mágica por mi amigo @kontrerasphoto

564 Likes